Cuando parecía que los juegos de simulación musical estaban acabados luego de que Activision lanzara doce Guitar Hero, cinco de ellos el año pasado, sin olvidar la contribución de EA para saturar el mercado con dos Rock Band temáticos –The Beatles y Green Day– y hasta el extraño LEGO Rock Band, llega la tercera parte oficial de la serie y contrario a todo lo que puedas imaginar, Rock Band 3 lleva el concepto a nuevos caminos que van mucho más allá de la simple diversión.

En la superficie se ve muy parecido a lo que ya conoces. Tiene nuevas canciones, algunas modificaciones para crear setlists propias, flamantes opciones para jugar en línea, mismo sistema de juego donde con tus instrumentos de juguete presionas botones de colores para darte la idea de estar tocando, y tal vez lo único llamativo sería la inclusión de un teclado. Y sí, Rock Band 3 se puede jugar como siempre; sin embargo, por debajo oculta un impresionante desarrollo que lo puede convertir en todo un maestro para enseñarte a tocar con instrumentos reales. O casi reales.

El truco está en, y aquí tu billetera va a sufrir, adquirir los nuevos instrumentos por separado (ni te gastes en buscar un paquete con todo incluido, no existe más que uno con el teclado). Para la guitarra hay dos opciones. Una es la Rock Band 3 Wireless FenderMustang PRO-Guitar, diseñada por Mad Catz. Sigue siendo de plástico pero, en lugar de tener los cinco botoncitos de colores, tiene 102 botones en el mástil que simulan las cuerdas y lo que rasgueas son cuerdas reales en lugar de una pieza de plástico. Su costo es de $150 dólares. La segunda opción, por mucho la mejor, es la Squier by Fender Stratocaster Guitar and Controller, una guitarra eléctrica real que puedes conectar a un amplificador y lo que toques será lo que se escuchará en el juego. Su precio es de $280 dólares y estará disponible a partir del mes de marzo de 2011.

Por el lado de la batería, el instrumento que más se asemejaba al real, se le añadieron tres platillos, dándote un total de ocho piezas divididas entre toms, caja, bombo y platos. Si ya tienes cualquiera de las anteriores, puedes sólo adquirir los tres platillos por separado. Su costo es de $130 dólares por la batería completa o de $40 dólares por el set de expansión. Por último, está el teclado de 25 teclas, que también funciona como un teclado real, y su precio es de $80 dólares.

¿Y qué obtienes al hacer tantos gastos? Un juego por completo distinto a lo que conocías. Hasta ahora, incluso con Rock Band 2, llegaba un momento en que la dificultad se incrementaba tanto que para poder pasar ciertas canciones en “Experto” era necesario invertir una enorme cantidad de tiempo en practicar, y muchos se preguntaban: ¿vale la pena invertir tanta dedicación y esfuerzo en un juguete? ¿No sería mejor aprender a tocar un instrumento real? Rock Band 3 es la respuesta a esos cuestionamientos.

Al jugarlo en modo PRO, la interfaz cambia. En lugar de piezas de colores deslizantes, aparecen las cuerdas de la guitarra con acordes y tablaturas, las 25 teclas del teclado con indicaciones para saber qué presionar, y la batería completa. Por supuesto, jugarlo así de entada es muy complicado, pero yendo de poco en poco vas aprendiendo a tocar en serio, ya no en un juguete.

Dejando de lado los instrumentos PRO, el juego por sí mismo ha mejorado. El modo de carrera se ha balanceado, tus progresos se recompensan ampliamente, y la base es el desafío constante. Si a ese se le añade la enorme cantidad de canciones disponibles (más de 2000), la posibilidad de importar las de los anteriores Rock Band hacen que esta tercera parte sea la más robusta. Cabe aclarar que, por el momento, los modos PRO únicamente son compatibles con las canciones de RB3, con canciones desde los 60 (David Bowie, “Space Oddity”), los 70 (Deep Purple, “Smoke on the Water”), los 80 (Huey Lewis and the News, “The Power of Love”), los 90 (Stone Temple Pilots, “Plush”) y los 2000 (Queens of the Stone Age, “No One Knows”), para un total de más de 80 canciones.

Ya sea que lo decidas jugar de la manera tradicional, o invertir en el modo PRO, Rock Band 3 es la elección musical de la temporada. Y quién sabe, tal vez después de volverte experto en Rock Band 3 puedas formar tu propia banda, porque ahora sí lo aprendido es real.

Copyright : MTVLA