Demi Lovato no dudó en expresar todo su apoyo a su amiga Selena Gomez, a través de su cuenta oficial de Twitter. Es que ayer se supo que que la ex novia de Justin Bieber había ingresado, durante dos semanas, en una clínica de rehabilitación para superar sus presuntos problemas con el alcohol, la marihuana e incluso con los tranquilizantes.

Estas adicciones eran reales, según el portal TMZ, y a pesar de que el representante de la cantante y actriz insistía ayer en que ella nunca "había abusado" de ningún tipo de sustancia.

"La debilidad es vivir en la negación. Sólo las personas más fuertes piden ayuda", escribió Demi en la popular red social para respaldar de forma sutil a su antigua compañera en la factoría Disney.

Demi Lovato es una de las estrellas juveniles que mejor conoce los contratiempos que podría haber atravesado su amiga, ya que ella misma tuvo que pedir ayuda profesional en diciembre de 2010 para superar sus desórdenes alimenticios y su hábito de autolesionarse, así como su elevado consumo de drogas y alcohol.

Sin embargo, los allegados a Selena Gomez también han dejado entrever que su ingreso en la famosa clínica Meadow (Arizona) también habría estado motivado por los devastadores efectos emocionales de su ruptura con Justin Bieber, por lo que sus dos semanas de tratamiento se habrían centrado asimismo en fortalecer su seguridad en sí misma y su estado anímico.

"Selena necesitaba reflexionar sobre su vida emocional y hacerse con las herramientas necesarias para lidiar de forma positiva con las consecuencias de su relación con Justin. Ante todo, tiene que hacer frente a los desengaños amorosos y escapar de esa relación tóxica para siempre, esa es la principal línea de trabajo que mantiene con su terapeuta", desveló una fuente al portal E! News.

Copyright : MTVLA