Es un tiempo difícil. Su madre, Ola Hudson, falleció el viernes pasado de cáncer de pulmón. Pero Slash, o Saul Hudson, sale y habla. Ola fue amante de David Bowie, diseñadora de vestuarios para varias bandas de los 70s, y una pieza clave en la vida del jóven Slash para aprender a rockear. Una figura de lo más importante, sin dudas. En su MySpace, el guitarrista comentó: "Quiero decirles a todos que ella fue el ser humano más dulce y cálido que conocí, y uno de los más creativos que conocí. También, era la mamá rockera más cool que un adicto al rock como yo podía tener. Ella fue quien me mostró la música, que me enseñó que yo podía hacer esto, que podía vivir esta vida. El mundo es un lugar menor sin ella." Slash, además, está en plena grabación de su nuevo disco en Los Angeles, y en vista a presentar su nuevo material en Noruega, con Ozzy y Fergie de invitados en escena.

Copyright : 0