La gran intriga que ha sentido desde su infancia por los misterios del universo ha animado a Rihanna a reservar tres asientos en uno de los vuelos suborbitales que ofrecerá la compañía Virgin Galactic, de Richard Branson, a partir del próximo año.

La artista viajará con su hermano Rorrey y un guardaespaldas, lo que le llevará a desembolsar un total de 750 000 dólares.

"Rihanna ya ha pagado el depósito del vuelo. Tiene obsesión por el espacio desde que era una niña, y poder contemplarlo de tan cerca sería un sueño hecho realidad", comentó una fuente cercana a la artista al diario Daily Star.

Además de su fascinación por el espacio, Rihanna siempre ha creído firmemente en la vida extraterrestre; una inquietud que comparte junto a su hermano.

"Rihanna cree en los ovnis y en los alienígenas. En realidad, nadie sabe si existen o no, pero ella y yo estamos convencidos de que están ahí fuera", declaraba Rorrey al mismo medio.

La cantante se unirá así a un listado de estrellas internacionales como Ashton Kutcher, Mila Kunis, Leonardo DiCaprio o Justin Bieber, además de a otras 500 personas que ya han pagado su depósito a la compañía. Algunas de ellas incluso han llegado a realizar ya un entrenamiento en la Isla Necker para acostumbrarse a las características del vuelo.

El primer viaje suborbital tendrá una duración de dos horas en la nave SpaceShipTwo -que fue presentada en 2009 en California-, y los pasajeros podrán experimentar la ausencia de gravedad así como contemplar la curvatura de la Tierra desde perspectivas privilegiadas.

Copyright : MTVLA