La princesa del pop admite que sus dos retoños ,Sean Preston (7 años) y Jayden James (6), han desarrollado un fuerte carácter con el paso de los años, hasta el punto de que tratan de mantener las distancias con su famosa progenitora y evitan cualquier muestra de cariño en público que les pueda hacer sentirse "abochornados" delante de sus amigos.

"Mis hijos ya se van haciendo mayores y les importa mucho lo que sus compañeros de clase puedan pensar de ellos cuando aparece su madre en escena. Están aprendiendo a averiguar qué está de moda y que no, y les gusta reafirmar su propia personalidad rechazándome. Ya están en ese punto en el que no quieren besarme en público porque no quieren que nadie piense que son unos niños mimados. Dicen que se sienten abochornados cuando están conmigo", bromeó la estrella del pop al famoso presentador Ryan Seacrest, de la emisora estadounidense KIIS-FM.

A pesar de que sus vástagos no se quieren ver asociados a su progenitora cuando están a la vista de todo el mundo, Britney reconoce que su reciente participación en la segunda entrega de 'Los Pitufos' ,para la que ha grabado la canción 'Ooh La La', respondió al hecho de que sus dos hijos son grandes aficionados a los dibujos de los adorables enanos azules.

"La verdad es que decidí implicarme en la película para agradar a mis hijos, ya que siempre han estado obsesionados con 'Los Pitufos'. Creo que hemos debido de ver la película y los dibujos animados como un millón de veces ya, así que no es de extrañar que se pusieran como locos cuando les dije que podían participar en el vídeo musical de la canción si querian", reveló la extrovertida cantante.

La experiencia de compartir escenario por primera vez con sus pequeños es otra de las muchas razones que llenan de orgullo maternal a la diva, sobre todo por la profesionalidad que demostraron Sean Preston y Jayden James a la hora de seguir a rajatabla todas las indicaciones de su madre durante la grabación del divertido videoclip.

"Preston, el mayor, me demostró que era capaz de hacer exactamente todo lo que le pedíamos con una gran precisión, mientras que Jayden prefería ser más espontáneo y se limitó a divertirse durante la grabación. La verdad es que seguí muy de cerca sus pasos durante los ensayos, y se portaron muy bien, pero cuando estuvimos filmando la edición final no pude ver mucho de lo que hicieron. Fue ya en la sala de postproducción cuando pude admirar sus bailes y juegos. ¡Son adorables!", indicó.

Copyright : MTVLA