El cantante de One Direction Liam Payne ha arremetido duramente contra todos aquellos detractores que, a su juicio, no dejan de analizar cada episodio de su vida privada con la intención de generar escándalos y polémicas. Tan explosiva reacción se explica por las numerosas críticas que ha recibido el ídolo juvenil tras desvelar que es un gran aficionado al programa de reality 'Duck Dynasty', un espacio televisivo en el que, con frecuencia, aparecen referencias homófobas, insultos y palabras malsonantes.

"Oh Dios mío, parece que no se puede ver un programa de televisión sin que te pongan una etiqueta y te juzguen. Qué horror, el otro día compré la cena y también se hizo una noticia de ello. ¿Qué tengo que hacer para complacerlos, necios? Tengo 20 años y solo estoy viviendo la vida como ustedes lo hacían cuando tenían mi edad, pero lo hago en unas circunstancias extraordinarias. Estoy empezando a cansarme de ser juzgado de esta manera", escribió visiblemente irritado en su perfil de Twitter, antes de confesar a sus seguidores que está pensando en abandonar para siempre la red social.

"Estoy harto de todo esto. Estaré de vuelta [en Twitter] cuando vuelva la libertad de expresión y la gente deje de creer en la basura mediática", añadió.

El artista ha tenido que responder públicamente por sus actos en numerosas ocasiones, como cuando se vio obligado a disculparse ante sus seguidores por dejar que se filtrara una imagen que le mostraba caminando peligrosamente por el alféizar exterior de un balcón, pero en esta ocasión Liam afronta con seguridad y sin remordimientos los reproches que, en su opinión, recibirá por el tipo de lenguaje utilizado en sus agresivos mensajes.

Copyright : MTVLA