El sensual cantante de One Direction siempre ha sido considerado el más maduro y responsable de la popular banda, pero el hecho de que no tuviera miedo a pasearse por el exterior de su piso de Londres -situado en el piso 34 del edificio- durante el 21 cumpleaños de su compañero Zayn Malik no solo le ha valido un aluvión de críticas en las redes sociales, sino que también le ha llevado a disculparse rápidamente y a calificar su ocurrencia de "estúpida e irresponsable".

"Sé que han visto una foto mía en la que aparezco en lo alto de mi edificio sonriendo y sin reparar en el riesgo que entrañaba lo que estaba haciendo. Hemos decidido quitar la foto y, sinceramente, me arrepiento mucho de ese momento. Ha sido algo estúpido e irresponsable", explicó el cantante a través de su perfil de Twitter.

Consciente de que el mal ejemplo ofrecido podría ejercer una negativa influencia en sus fans más temerarios, Liam no ha dudado en aconsejar a sus miles de seguidores que se mantengan alejados de los balcones y que jamás se animen a llevar a cabo prácticas que puedan poner en peligro su integridad física.

"Quiero dejar claro que jamás he apoyado nada que pueda resultar dañino para nadie, y por eso nunca vería con buenos ojos que mis fans trataran de imitarme en este sentido. Me he dado cuenta de que es extremadamente peligroso jugar con las alturas", añadió el  artista.

Copyright : MTVLA