La estrella televisiva se encuentra definitivamente en uno de los períodos más estables de su vida, ya que a las bondades de su primera experiencia maternal -Kim Kardashian dio a luz a su hija North el pasado mes de junio- ahora se une la planificación de su boda con el rapero Kanye West, quien protagonizó una espectacular pedida de mano en la noche del lunes al reunir a todo el clan Kardashian en un estadio de béisbol. Son precisamente este tipo de detalles los que tienen a Kim enamorada de su futuro marido, quien provoca que la famosa celebridad esté exultante de felicidad.

"La noche de ayer fue mágica y por eso me siento la chica más afortunada del mundo. Voy a casarme con mi mejor amigo, con la persona que es capaz de sacarme una sonrisa en todo momento y pedirme que me case con él en la misma noche de mi cumpleaños", aseguró la mediana de las hermanas Kardashian al portal E! News.

Aunque todavía se desconoce si el sorprendente montaje que realizó Kanye para pedir matrimonio a su chica será compartido con los espectadores en el programa de telerrealidad 'Keeping Up With the Kardashians', ya han salido algunos detalles de la fiesta que vivió toda la familia Kardashian en el estadio AT&T de la ciudad de San Francisco.

Copyright : MTVLA