Las vacaciones navideñas podrían haber provocado un cambio de mentalidad en la famosa pareja de Hollywood formada por Angelina Jolie y Brad Pitt, ya que en vez de seguir enfrascados en los preparativos de su esperada boda, los dos intérpretes podrían haber desterrado temporalmente la idea del matrimonio en favor de una nueva adopción con la que ampliar su ya numerosa familia.

"Seis hijos no son suficientes para colmar los deseos paternales de Brad y Angie, ya que durante las Navidades los dos han estado planteándose una nueva adopción que les marcaría un nuevo objetivo en su vida doméstica. Prefieren dejar de lado el tema de la boda durante unos meses para centrarse exclusivamente en una tarea aún más complicada: dar la bienvenida a un nuevo miembro de su familia", reveló a la revista Grazia una fuente cercana a los dos enamorados.

Pese al golpe inicial que se habrían llevado al comprobar que el proceso de adopción en Jordania -el primer país de su lista- era demasiado largo y tedioso, los dos artistas no tienen ninguna intención de rendirse y, por ello, ya han concentrado sus esfuerzos en la solicitud que dirigirán a varios orfanatos de Etiopía: el país natal de su hija Zahara.

"Siempre habían querido que Zahara tuviera una hermana de su mismo país con la que compartir un vínculo especial, por lo que el hecho de que hayan tenido que renunciar a una niña jordana no les preocupa demasiado. Etiopía es un país que siempre les ha dado muchas facilidades, así que ya han empezado a hablar directamente con los responsables de varios orfanatos del país. Brad y Angelina están muy emocionados con los progresos que ya han hecho", añadió el mismo informante.

Copyright : MTVLA