Todas fueron declaraciones cruzadas desde que Weiland abrió su gran boca. Las respuestas no tardaron en caer como puñetazos, sobre todo por parte de Matt Sorum y Slash, dos ex Guns n' Roses. Los dichos de Scott hablaban de un apresurado final de Velvet Revolver, los principales motivos tenían que ver con su partida hacia su antigua banda, Stone Temple Pilots. Pero allí no quedó todo, las frases siguieron llegando: "Los tiempos que se utilizaron para las distintas rehabilitaciones de cada miembro de la banda fueron similares, con excepción de uno". Para terminar de dejar todo más que claro sobre su partida, Weiland llegó a recomendar a Sebastian Bach (ex Skid Row) para ser su reemplazante. Lo que se dice tener todo fríamente calculado.

Copyright : 0