La crisis inmobiliaria también golpea a las estrellas: 50 Cent tuvo que bajarle el precio a su mansión en Connecticut por segunda vez. La residencia, que antiguamente le pertenecía al tremendo boxeador Mike Tyson, fue reducida al valor de 10,9 millones de dólares. El rapero compró la propiedad por 4,1 millones y gastó 6 millones más en renovaciones. Desde hace ya dos anos está en venta. Pero al parecer no pasa nada. La mansión tiene 19 habitaciones, 37 baños, un gimnasio, un cuarto de billar, canchas de squash y un nightclub con barandas para strippers. Dichoso sea su próximo dueño.

Copyright : 0