Tras su divorcio medio bestia de su ex mujer, Shaniqua Tompkins, que incluye orden de restricción donde no se puede acercar a ella pero ni loco, un juez, David Freundlich, le permitió al rey del rap gansta que vea a su hijo de 11, Marquise, en los fines de semana. El primer encuentro fue.... ¡en una estación de policía! Ahí mama dejó a Marquise, y 50, que se llama Curtis Jackson, lo pasó a buscar. Un lío de anormalidad. Además. 50 prepara nuevo disco para esta primavera, y que se llamará Before I Self Destruct. O sea, antes de que se autodestruya. ¡Guarda esas pistolas, 50!

Copyright : 0