Leon Gieco

Leon Gieco

"La leyenda del folk argentino León Gieco es uno de los héroes nacionales más fuertes del país. Aunque es más apreciado en Argentina, donde su abierta conciencia social y un pasado historiado como un valiente cantor de protesta lo hizo profundamente atractivo a quienes compartían su herencia, su atracción se extiende más allá de su tierra: se presenta frente a audiencias internacionales regularmente y es a menudo descrito en breve como “el Bob Dylan de Argentina."" Se ganó primero estas comparaciones con su álbum debut, León Gieco (1973), lanzado por el flamante sello de rock de Argentina, ...

Videos de música

León Giego y De Mente

Biografía Completa

"La leyenda del folk argentino León Gieco es uno de los héroes nacionales más fuertes del país. Aunque es más apreciado en Argentina, donde su abierta conciencia social y un pasado historiado como un valiente cantor de protesta lo hizo profundamente atractivo a quienes compartían su herencia, su atracción se extiende más allá de su tierra: se presenta frente a audiencias internacionales regularmente y es a menudo descrito en breve como “el Bob Dylan de Argentina."" Se ganó primero estas comparaciones con su álbum debut, León Gieco (1973), lanzado por el flamante sello de rock de Argentina, Music Hall. Gieco grabó varios álbumes más para el sello durante mediados de los setenta, todos ellos populares, hasta que no puedo soportar más la presión del gobierno argentino para censurar su locuacidad. Como tantos otros artistas argentinos de ese entonces, escapó del país, encontrando un santuario en los Estados Unidos a fines de los '70s. Se reunió allí con Gustavo Santaolalla, quien había producido su álbum debut, y a tiempo, ambos grabaron canciones para Pensar en Nada (1981), un álbum regreso triunfal que anunció la vuelta de Gieco a la Argentina. A lo largo de los primeros ochenta, giró por el país desde arriba hacia abajo y, con la producción de Santaolalla, documentó sus viajes. Lanzado como De Ushuaia a La Quiaca (1985), este proyecto documental presenta a Gieco como un trovador folk, tocando acústicamente junto a sus compañeros del campo. Muy aclamado, De Ushuaia a La Quiaca fue continuado con dos volúmenes más, y Gieco continuó sus incansables giras, viajando a Europa y tocando en una variedad de festivales. Semillas del Corazón (1989) marcó su regreso a la grabación convencional en el estudio, y a la vista del suceso de ese álbum firmó con EMI, para quien grabó una variedad de álbumes en los años que siguieron. Para esta altura, el legado de Gieco estaba firmemente establecido como una de los héroes nacionales más fuertes, con su elocuencia en la cara de la censura del gobierno durante los setenta particularmente apreciada. Nacido Raúl Alberto Antonio Gieco el 20 de Noviembre de 1951, en un pequeño pueblo cercano a Cañada Rosquín en la provincial de Santa Fe de Argentina, Gieco aprendió a tocar la guitarra de niño y fue influenciado por bandas de rock de los sesenta como the Beatles y the Rolling Stones. Se mudó a Buenos Aires cuando tenía 18 años, esperando encontrar éxito entre la creciente escena rock de la ciudad de fines de los ‘60s. Tras su llegada, Gieco se hizo amigo de Gustavo Santaolalla, entonces parte de la banda Arco Iris. Además de Santaolalla, se asoció con otros artistas notables de rock argentino de la época, como David Lebón y Litto Nebbia, y se presentó en el the Buenos Aires Rock Festival varios años consecutivos, desde 1971 a 1973. León Gieco, lanzado en 1973 por Music Hall y producido por Santaolalla, es un álbum de folk-rock argentino de primera línea destacado por ""En el País de la Libertad"" y ""Hombres de Hierro,"" la última una canción de protesta. Éste álbum debut le consiguió sus primeras comparaciones con Bob Dylan. Varios lanzamientos más continuaron para Music Hall: León Gieco y Su Banda de Caballos Cansados (1974), incluyendo a su banda en vivo, compuesta por Rubén Batán (bajo), Vicente Busso (batería), y Rodolfo Gorosito (guitarra); PorSuiGieco (1976), una grabación del supergrupo formado por Raúl Porchetto, Charly García, Nito Mestre, y María Rosa Yorio, un grupo con el cual también actuó en concierto; El Fantasma de Canterville (1976), un álbum fuertemente censurado por el gobierno argentino que sin embargo se convirtió en un hit; y IV LP (1978), con el destacado de su carrera ""Sólo Le Pido a Dios."" 7 Años (1980), una compilación de grandes éxitos, cerró su primer década como artista profesional. Para fines de los setenta, Gieco no podía soportar más la presión del gobierno argentino, que lo perseguía incesantemente y buscaba suprimir su voz. Huyó del país en 1978, yendo a Los Angeles por el tiempo de un año. Se reunió allí con Santaolalla, quien también había huído del país por la prohibición del gobierno militar sobre los artistas directos. En Los Angeles, Santaolalla produjo algunas canciones para lo que sería lanzado como Pensar en Nada (1981). Editado por Music Hall, el álbum fue muy popular en Argentina, y Gieco a su vez lanzó una gira de tres años que lo llevaría a lo largo de 110,000 kilómetros por el país, tocando ante estimadamente 420,000 personas. Mientras viajaba por el país durante principios de los ochenta, Gieco fue acompañado por Santaolalla, y juntos los dos grabaron De Ushuaia a La Quiaca (1985). Para el proyecto documental, viajaron desde la región más al sur de Argentina (Ushuaia, en Tierra del Fuego) a la región más al norte (La Quiaca, junto a la frontera boliviana). A lo largo de sus viajes, grabaron a músicos folk en su propio entorno; Santaolalla produjo el proyecto, usando generadores para potenciar su equipo móvil de grabación. El proyecto terminó recordando al cubano Buena Vista Social Club (1997), con Gieco asumiendo el rol personificado por Ry Cooder en el último. De Ushuaia a La Quiaca fue exitoso de muchas maneras. Arrojó un par de volúmenes siguientes, por no mencionar varios programas de televisión, y su importancia crece con cada año que pasa. Durante fines de los ‘80s, Gieco continuó sus incansables giras, viajando a Alemania para múltiples giras, además de shows por Latinoamérica; también actuó en un par de festivales internacionales. Finalmente regresó al estudio al final de la década para grabar Semillas del Corazón (1989), su primer álbum convencional de estudio en ocho años. Luego vino una grabación en vivo de dos volúmenes de 1989 uniéndolo al héroe del folk americano Pete Seeger, Concierto en Vivo (1990); el álbum fue grabado en Buenos Aires, aunque giraron por los Estados Unidos subsiguientemente. Alrededor del mismo tiempo, Music Hall capitalizó el alto perfil presente de Gieco con otro compilado de grandes éxitos, Ayer y Hoy (1989). En los noventas, Gieco se mudó a EMI para Mensajes del Alma (1992), Desenchufado (1994), y Orozco (1997). Permaneció con el sello en los años que siguieron, aunque su output disminuyó; de todos modos, notables álbumes de estudio surgieron de vez en cuando, como Bandidos Rurales (2001) y Por Favor, Perdón y Gracias (2005), como también grabaciones en vivo (El Vivo de León [2003]) y compilados descatalogados (15 Años de Mi [2006]). También, una edición deluxe de De Ushuaia a La Quiaca fue editada en 2005. ACTUALIZACIÓN: El disco triple Por Partida Triple salió en 2008, compartiendo canciones junto a grandes artistas argentinos y latinoamericanos."